2020-03-23 22:40:23 Vacuna CORONAVIRUS COVID-19: la VERDAD sobre los rumores de la VACUNA y su CURA

COVID-19: la REALIDAD sobre los rumores de la VACUNA y CURA

Todo lo que has leído sobre posibles vacunas o curas en realidad se trata del avance natural de la ciencia para este tipo de pandemias, pero las personas exageran y los políticos ventilan la información para enviar mensajes de que están avanzando en la búsqueda.
Ante dicha información, lo que muchos se preguntan es ¿Cuándo podremos tener realmente una solución para el covid-19?

Bueno, para eso tenemos que entender la diferencia entre vacuna y cura.

La vacuna es una sustancia que se suministra ANTES de ser expuesto a una enfermedad. De hecho, es una de las formas más efectivas para prevenir enfermedades.
Puede ser distribuida mediante una inyección, solución oral o con un spray nasal.
La vacuna permite que nuestro sistema se prepare contra la enfermedad y pueda matar al causante.
Para ser más específica, en el caso del covid-19, una vacuna nos permitiría matar al nuevo coronavirus antes de volvernos contagiosos, o sea, antes de adquirir la enfermedad en cuestión.
Las vacunas, una vez aprobadas y producidas, son eficaces. Algunos ejemplos que que usamos actualmente son la vacuna contra la polio, tétano, meningitis, influenza, cáncer cervical, entre otras.

Por otro lado, la cura es una sustancia o tratamiento que se suministra o efectúa DESPUÉS de haber contraído una enfermedad. Por lo general, la mata pero a veces lo que hace es activar el sistema inmunitario para que este mate la enfermedad.

En resumen: La vacuna es preventiva –nunca te enfermás–. La cura es reactiva –ya estás enfermo y te curás de la enfermedad gracias a la sustancia o tratamiento–.

Actualmente, unas 35 entidades, entre privadas y nacionales de varios países, están trabajando en una vacuna contra el nuevo coronavirus que transmite el covid-19.

Ahora, la pregunta del millón, ¿Cuándo podemos esperar realmente una vacuna para el covid-19?

Oficialmente, alrededor de junio de 2021. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que podremos contar con una vacuna producida en masa hasta mediados de 2021.

Cuando sufrimos la influenza AH1N1, la creación de una vacuna infalible y producida en masa también duró aproximadamente un año.

Sin embargo, la diferencia con el virus de esa influenza, es que el covid-19 se transmite por coronavirus: un grupo de virus más complejo.

Es importante aclarar que la humanidad está buscando una vacuna, no desarrollando una cura. Para curar a las personas infectadas se están atendiendo los síntomas respiratorios con diversos medicamentos que ya existen.

Quienes lideran las búsquedas en el mundo para el desarrollo de la vacuna contra el covid-19 ya están en la

Fase 1. Quiere decir que ya realizaron pruebas preclínicas en células en laboratorios, y están listos para experimentar en personas.
Eso se realiza con un número pequeño de individuos y busca determinar la seguridad y establecer las dosis que se darán.

Fase 2. Se involucra a cientos de personas de una parte del mundo afectada por la enfermedad, como China, y se les aplica la vacuna experimental y se estudia cuán efectiva es la vacuna en los organismos de estas personas.

Fase 3. Se hace lo mismo en miles de personas en diferentes países del mundo. Si esta fase tiene éxito, la vacuna está cerca de ser aprobada oficialmente.
Muchos de los voluntarios o de las personas involucradas fallecen, dependiendo de la gravedad de la enfermedad.

Estas pruebas, que conllevan muchas mediciones y seguimientos, difícilmente pueden hacerse más rápido de lo previsto. De hecho, es importante no tomar atajos cuando se trata de algo que no tiene antecedentes.

Por esto es vital aplanar la curva de contagios, como se logró con el SARS y el MERS. Si los contagios declinan para cuando la vacuna esté disponible, será mucho más fácil repartirla en el mundo entero.

source